Publicado: 13 de Diciembre de 2016


BLANCO Y MADERA

El blanco es un color luminoso y relajante. Para evitar que los interiores resulten un tanto fríos, podemos decorar con piezas de madera que aportan calidez y dan color a los ambientes.

QUE FLUYA LA LUZ

Los espacios abiertos potencian aún más los luminosos interiores en blanco. Al eliminar barreras, luz fluye por toda la habitación sin encontrar obstáculos.

BLANCO PURO

Por su ubicación geográfica, los países escandinavos gozan de pocas horas de luz solar. Por eso sus interiores están decorados en colores claros y con diseños ligeros, en busca de ambientes relajados y luminosos.

MENOS ES MÁS

Decorar siguiendo las claves 
del estilo nórdico significa dar protagonismo al espacio. El truco está en usar pocas piezas que destaquen por su diseño para que generen puntos 
de interés en la habitación.

NO OCUPA ESPACIO VISUAL

El blanco no ocupa espacio visual, lo que contribuye a crear espacios más amplios y luminosos. Además, se integra muy bien en ambientes scandi.

MULTIPLICA LA LUZ

Las superficies reflectantes multiplican la luz logrando que la habitación parezca más amplia y luminosa. Los espejos y las puertas de cristal son detalles que contribuyen a ganar luz.

RINCONES SERENOS

El blanco es el color de la luz. Es limpio, oxigena, amplía el espacio y transmite sensación de calma y serenidad. 

COLORES NEUTROS

Los tonos neutros como el gris son perfectos para romper la monotonía de los interiores decorados en blanco, sin restar por ello luminosidad.

AMBIENTES DESPEJADOS

Si por algo destacan los interiores scandi es por su aspecto despejado y ordenado. Por eso son necesarios muebles que faciliten la organización.


Ven a ilumueble, tu tienda de muebles en valencia, y te mostraremos una amplia gama de muebles apropiados para decorar tu casa y crear ambientes amplios y cálidos, como siempre al mejor precio.


http://ilumueble.com/